SUPERFICIE OCULAR

¿Cómo regenerar la superficie ocular?

El ojo puede ser afectado por diversas patologías que generan alteraciones severas de la superficie ocular como, por ejemplo, quemaduras oculares, enfermedades autoinmunes -como el penfigoide ocular- y los ojos secos severos. Aquí, se desestabiliza la producción de lágrimas y se altera la migración de las células epiteliales que tapizan la córnea, generando cuadros de úlceras corneales recurrentes, queratitis y conjuntivitis a repetición. En estos casos, se produce una insuficiencia de las células madre o stem cells del ojo, es decir, de aquellas que generan el resto de las células de la superficie ocular. Por lo tanto, una vez que se alteran, el ojo pierde la capacidad regenerativa y, en consecuencia, de autocurarse.

Cuando un paciente tiene una alteración de las células madre, hay que entender que su superficie ocular es muy débil y cualquier gota aplicada puede causar daño, incluso, las lágrimas artificiales, cuyos conservantes para evitar eventual contaminación son tóxicos para la superficie ocular. Por ello, hay que tratarlos con lágrimas artificiales sin conservantes.

Lagrimas Diferencias

Los tratamientos actuales están enfocados en mejorar la propia lágrima del paciente en lugar de depender de las producidas artificialmente.


El objetivo de los tratamientos es mejorar la producción de la propia lágrima del paciente, tanto en cantidad como en calidad. Hay diferentes métodos como la oclusión de los puntos lagrimales, las lentes de contacto terapéuticas, la termoterapia y exfoliación de las glándulas de meibomio, entre otros, que mejoran la propia lágrima del paciente. Estos tratamientos están descriptos en la sección de ojo seco.

Lente de Contacto

La utilización de una lente de contacto terapéutica permite concentrar la propia lágrima del paciente en la córnea y protegerla del roce mecánico del párpado.


Como se mencionó anteriormente, la mejor lágrima que existe es la propia. Sin embargo, en los casos extremos en donde no se pueda mejorar, es posible elaborar lágrimas de alto poder biológico a partir de la sangre del paciente. Existen dos tipos de éstas: las de suero autólogo y el plasma rico en plaquetas. Su beneficio es que, además de lubricar, poseen gran cantidad de factores de crecimiento que permiten regenerar la superficie ocular y amplificar las células madre. Estos procedimientos son útiles en pacientes con ojo seco severo, úlceras corneales recurrentes, conjuntivitis cicatrizales y cicatrices corneales.

Suero en tubo

La sangre del paciente se puede emplear para producir lágrimas biológicas que, además de lubricar, contienen gran cantidad de factores de crecimiento.


Ulcera Cicatrizando

Úlcera corneal refractaria al tratamiento médico fue tratada exitosamente con lágrimas de plasma rico en plaquetas. Se observa la disminución de área de tinción con fluoresceína (colorante verde).


Otra herramienta que permite restablecer la superficie ocular es el implante de membrana amniótica, es decir, la de la placenta que recubre a los bebes durante el embarazo. Ésta contiene gran cantidad de factores que modulan la cicatrización y ayudan a que las células madre se regeneren. Se implanta en la superficie ocular por unos días y genera una mejoría rápida.

Si se compara la superficie ocular con una planta, en donde las semillas representan las células madre que, al florecer, forman el epitelio; la membrana amniótica sería el mejor sustrato o tierra para que éstas florezcan, mientras que las lágrimas biológicas semejarían al mejor fertilizante que se puede añadir.

Planta Regeneración de Superficie

La membrana amniótica y el suero autólogo son los mejores sustratos y fertilizantes que se le puede dar a las células madre para que crezcan y reproduzcan.


En casos avanzado donde hay ausencia total de células madres se deben realizar injertos de células madres del ojo contralateral del paciente, o utilizando células madres de donantes cadavéricos. Estos procedimientos se pueden combinar con una cirugía de trasplante de córnea y cirugía de catarata para lograr rehabilitar más rápidamente a los pacientes. En caso que estos procedimientos fracasen se pueden implantar corneas plásticas o queratoprotesis.

Queratoprótesis

Paciente con implante de córnea plástica (queratoprotesis de Boston)


Decicco pre quirúrgico

Paciente con quemadura ocular severa pre quirúrgico


Decicco Post Quirúrgico

Paciente con quemadura ocular severa posquirúrgico ( esclero queratoplastia con implante de membrana amniótica y cirugía de catarata)