CORNEA

Queratocono

Es una enfermedad crónica, progresiva, asintomática, en donde la estructura normal de la córnea se deforma en forma de cono y adelgaza, alterando progresivamente la visión.

Queratocono

Paciente con queratocono en donde la córnea se deforma adquiriendo estructura cónica.


Causas:
Las causas de esta afección todavía se desconocen. Es una enfermedad multifactorial en donde existe una predisposición genética; está asociado con patologías inflamatorias de la superficie ocular como alergias y ciertas cirugías que debilitan la córnea. Una de las principales teorías sostiene que ésta se debilita por microtraumatismos producidos por rascado ocular. Por eso, para evitar su progresión, los pacientes con queratocono deben evitar rascarse los ojos.

Síntomas
El primer síntoma de queratocono es visión borrosa. Al principio de la enfermedad, los pacientes mejoran la visión con anteojos, pero debido a su avance, se necesitarán cambios frecuentes en la graduación. Es frecuente el empeoramiento de la visión nocturna y visión de halos alrededor de las luces.
Luego, ante la imposibilidad de corregir la visión con gafas, se acude al uso de diferentes tipos de lentes de contactos blandos o rígidos, buscando una mejora en la agudeza visual.


Controles

En general, el avance del quertocono se produce entre los 10 y los 30 años. Por eso, es importante el control oftalmológico periódico durante esta edad, para detectar la patología a tiempo y evidenciar si existe progresión.

El seguimiento con estudios complementarios -como la topografía y la tomografía- permite controlar la enfermedad y evidenciar su empeoramiento, manifestado por un crecimiento de la altura del cono y mayor adelgazamiento corneal.

Topografía

Topografía de una paciente con queratocono en donde se visualiza la elevación cónica en el extremo inferior en colores rojos y amarillos.


Tratamiento
Los objetivos del tratamiento son mejorar la visión y frenar su progresión.

Para reparar la visión, en estadios iniciales, se puede utilizar anteojos o lentes de contacto blandas. A medida que avanza, se necesita adaptar lentes de contacto especiales como las flexibles o gas permeables, que son más rígidas. Cuando el paciente no se puede adaptar a o no tiene una buena agudeza visual con ellas, se requieren cirugías para ver mejor. Entre estas están los implantes de anillos intracorneales, que tratan de reformar la superficie corneal. Su objetivo es disminuir las aberraciones ópticas, bajar la graduación de las lentes y mejorar su adaptación.

Cicatriz Corneal

Paciente con queratocono y cicatriz corneal.


Cuando la córnea tiene cicatrices o está muy delgada para realizar un implante de anillos, hay que efectuar un trasplante. Existen diferentes opciones: los totales y los laminares. En un injerto total, se trasplantan todas las capas y está destinado a personas con una alteración completa. En cambio, en los laminares, se trasplanta solo el segmento anterior, dejando el endotelio del propio paciente, ventaja que disminuye el riesgo de presentar rechazos.

Anillos Ediado

Paciente con queratocono con implante de segmentos intracorneales. La imagen de la derecha es una tomografía de córnea en donde se visualiza la profundidad de los mismos.


Para frenar la progresión se realiza la cirugía de crosslinking corneal. Esta técnica frena o enlentece el avance del cono y evita su deformación progresiva. Para que la técnica sea útil hay que realizarlo en estadíos iniciales o moderados. Consiste en instilar un colirio de riboflavina (Vitamina B2) hasta que la córnea se impregne totalmente y, luego, aplicar radiación ultravioleta A. La radiación junto con la riboflavina originará una reacción que producirá el fortalecimiento del colágeno corneal. La córnea fortalecida aumenta la resistencia biomecánica y no se deforma.

Pasos de Crosslinking

Pasos de la cirugía de crosslinking: marcación de 7 mm centrales, desepitelización de la zona marcada, aplicación de riboflavina, irradiación con luz UVA.